domingo, 23 de septiembre de 2007

Cuidarte El Alma...

Pasé muchas noches de turno, extrañandolo desde el fondo de mi corazón. Cuando a eso de las 3 de la mañana me daba mis vueltas entre los pacientes y después me sentaba en la estación de enfermería a tomar un café... mis pensamientos volaban hacia él. Recordaba la tibieza de su pecho y sus brazos rodeándome, los besos, las conversaciones. Y entre las alarmas de los dinamap y las mediciones de PVC... recordaba cómo habíamos echo el amor y lo rico de estar juntos. Pensaba en las ganas de llamarlo y escuchar su voz. En los deseos de que me dijera "hola mi niña... ¿cómo va el turno?". A veces no aguantaba y lo llamaba y lo despertaba solo para decirle que lo extrañaba, solo para escucharlo. Y pensaba en sus manos en mi cuerpo y en las tonteras que hacíamos, en los viajes en micro juntos y en las pocas ganas de irme a turno cuando estaba con él. Y en las ganas de vernos al otro día... pero él tenía clases... asi que saliendo lo iba a buscar a la Universidad y lo esperaba como Santa pelota fuera de su sala de clases... y él se arrancaba un poco antes... Y mi mundo estaba completo.

Santiago era hermoso entre sus brazos, no habían tacos, ni ladrones, ni contaminación. Y el trabajo no era duro, y los colegas eran amables, y lloraba en su hombro los primeros pasos de mi carrera... los aciertos y errores, las chuecuras, esas cosas feas que nos toca pasar.. y me acariciaba la cabeza y yo apoyaba la mía en su hombro... y estaba segura que mañana sería todo mejor. Y el frío no existía... y gastábamos mucho en moteles a veces solo para dormir juntos y abrazarnos... ver pasar las horas, y soñabamos en vivir juntos, comer juntos, despertarnos juntos... y lo miraba dormir... observaba su pecho al compás de su respiración, y acariciaba su pelo negro como el azabache, y olía su piel... memorizándola en mis sentidos, para esos momentos de la soledad de mi trabajo, de mi casa. Y me decía que todo estaría mejor... y yo le creía que el cielo era de algodón y quería creerle a ojos ciegos. Y dentro de mi corazón deseaba una hija de él...

Que mujer mas enamorada que yo no había en la tierra, capaz de entregarme al 150% para y por él, capaz de saltar desde el Sta Lucía de su mano, capaz de escalar el Tupungato, capaz de dejar todo por él. Y sentía mi corazón acelerarse al estar junto a él, era como una necesidad estar a su lado, estar juntos, hacer todo juntos, caminar de la mano, pasar horas y horas juntos... y ya eran varios años. Estuvimos tan compenetrados el uno con el otro... que casi leíamos nuestros pensamientos y teníamos una telepatía. Y nos conocíamos tanto, y las cosas malas no importaban tanto... de seguro él las mejoraría con el tiempo, lo haría por mí... y nos daban risa las mañas de cada uno... y nos llamábamos como 10 veces al día y nos mandábamos mensajes de texto... y solo éramos el uno para el otro... y vino nuestra hija... y fué una alegría inmensa para ambos, con tanto miedo y tando deseo.. y estábamos tan completos... y lo amaba cada día mas. Por ser el hombre compasivo, dulce y bello que estaba a mi lado, que se convertía en padre, que exprimía sus posibilidades para hacerme sentir segura y amada...

Y nos casamos por el civil un 22 de septiembre, muertos de miedo y con una cajita llena de esperanzas. (creiste que lo había olvidado???.. no, solo es que me da una tristeza enorme recordar todo esto).

Y cuidabas mi alma, y yo cuidaba la tuya... y juntos la de nuestra princesa.

Pero todo eso cambió.

8 comentarios:

Negrita dijo...

Hola amiga
No es malo recordar, siempre y cuando te sirva para contrastar con la realidad y comprobar que esa etapa pasó y así te decidas a encaminar tus pasos hacia otra dirección.
No vaya a ser que con tanta nostalgia se te olvide lo que es el presente...no es más que un oasis, un espejismo..
Abrazos cariñosos
Carola

Vote x Monchito®, su candidato regalon dijo...

Hola linda...

Los recuerdos siempre estaran, son etapas o pruebas que uno va superando...

Un besote grande,
Cuidate mucho

RAHM dijo...

por unos instantes pensé que ibas a terminar asi: "eso cambio, ahora eres un tal por cual..." y demás garabatos...

que ese recuerdo grato más tu presente laboral, te den entusiamo en tus próximos pasos.
cuidate...

Marce Mercado dijo...

Pucha la cosa....
Pena no más...no queda otra...

Luego...echar la cajita de sueños al mar...y dejarla ir...para , finalmente, poder ser feliz....

Buena Suerte

Marce

La Marsupial dijo...

Pucha Brujis... Si la calle es sin salida....
Si tiene alguna, habria que intentar.algo.. Pero si definitivamente no la tiene...
Buen, cada cosa tiene su ritmo...
Cariños y que lindo FUE.

Imberbe_Muchacho dijo...

Brujnios, te he leido y leido y leido por varios dias, sabes a mi tambiern me paso lo mismo, hgace poco paso mi ex aniversario de bodas, describiria lo mismo que tu y es feo estar en esta situacion ahora. pero son cosas que a veces solo el silencio y el tiempo pueden arreglar, hoy orare por ti ya Brujita? para que se empeiecen a dibujar sonrisas buernas y de amor en tu rostro...
Un abrazo fuertote Brujis

Blood dijo...

Oiga sita enfermante, ya que está embalada con su pega, dese una vuelta por blood para que vea el cuento en honor a tu gremio.

Saludos sangrientos

Blood

Anónimo dijo...

Los recuerdos que nos causan ahora dolor después de los variados e inmensos placeres de antaño siempre estarán...lo importante es no vivir de ellos, ¿se entiende? Dejarlos almacenados como parte de nuestra experiencia que, en lo posible, no queremos repetir.

Saludos cordiales.

LA BRUJITA SEXY... Y SU CUCHITRIL

Mi primer POST fué exactamente el 11 de abril de 2005. Y para los curiosos... Sí, leo el tarot. ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ...
Las palabras de un hombre son como sus huellas; puedes seguirlas donde quiera que él vaya.


Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket