sábado, 29 de septiembre de 2007

Está escrito con Nombres de niños...


JUANITO (nombre ficticio) tiene 12 años y desde pequeño tuvo una vida dura, con una madre que lo abandonó, lo maltrataba, dejaba que su padrastro de turno lo maltratara, no le daba comida, no lo mandaba al colegio... Juanito iba de todas maneras. Hasta que un día se fué de su casa, lo agarraron los "pacos" y lo mandaron a una aldea infantil, con una cuidadora de unos 70 y mas años. Al parecer Juanito iba mejor, estaba llendo al colegio nuevamente, tenía un techo y comida y si bien no tenía el amor de hogar de un niño de su corta edad al menos nadie le pegaba ni lo mandaba a trabajar. Un día Juanito se sintió mal y cayó al hospital, le diagnosticaron diabetes juvenil, le dijeron que tendría que pincharse sus dedos el resto de su vida,conoció alos médicos, a las enfermeras, a las nutricionistas que le dijeron que comer, cómo cuidarse, que hacer bla bla. Juanito se fue de alta a su casa con su cuidadora, pero no podia comer de noche si le daban "bajas" de azucar, porque la cuidadora cerraba la cocina en la noche.. asi que una noche Juanito se desmayó y no lo podían despertar... un compañero de cuerto lo encontró inconsciente en la pieza y lo llevaron al hospital y allí se quedó mas de 1 mes y la cuidadora no lo podía ir a ver porque es hipertensa y es mejor que el niño vuelva con su madre porque yo no lo puedo tener y.. Juanito una vez mas tuvo que volver a la casa de su mamá. Y entre tanto él solito iba a los controles con los médicos y se ponía sus insulinas y pinchaba sus deditos para ver su azúcar en la sangre y a veces ¿Juanito porqué no viniste? y.. es que no tenía plata para venir "tía" y perdía la hora de control y él mismo pedía otra hora.

Y Juanito les cuenta que tiene buenas notas en el colegio, pero que los hermanastros mayores le quitan los cuadernos y los venden para comprarse droga. Y que tiene que esconder su maquina de tomar glicemias, porque si no la venden también. Y que no le gusta estar en casa de su mamá porque no hay que comer, y el padrastro le pega y la mamá trabaja todas las noches. Y la asistente social va por enésima vez a verlo a su casa y el equipo teme por la seguridad de Juanito. Y Juanito pierde nuevamente un control con la doctora. Y la Asistente social cita a mamá de Juanito, y llega Juanito solo.

Y un día Juanito llega a control con la "tía enfermera" y le cuenta que se acaba de ir de la casa de su mamá porque ya no da mas y que se va a casa de su tía. La mamá de Juanito lo sale a buscar... porque quería que le devolviera una bicicleta que se había llevado.

Hoy Juanito vive con su tía de lunes a viernes, le está llendo bien en el colegio, se controla su diabetes, el equipo de salud lo apoya... los "tíos médicos", las "tías nutricionistas" y "enfermeras", la "tía sicóloga", quiere ser médico cuando grande, juega fútbol. Los fines de semana se va a casa de una madre de otra niñita diabética que conmovida con la historia lo acoge con cariño.

Juanito entra en la categoría de "niño resiliente". Este es una de las muchas historias que he conocido esta semana, es uno de "mis niños"...
A veces lloramos por cosas tan pequeñas... a veces nuestros problemas no son nada. Cuanto bien podemos hacer si nos damos 5 minutos para escuchar lo que tienen que decir, extender una mano, salir de nosotros mismos... mirar para el lado.

7 comentarios:

Negrita dijo...

Ando como refranera pero has leído eso de que siempre se ve más verde el pasto del vecino? o algo así...
A veces creemos que es terrible lo que nos pasa y siempre sucede algo que nos remece y que nos lleva a pensar que estabamos equivocados..
O que estamos super y hay alguien peor.. las comparaciones siempre son odiosas..pero vistas desde la perspectiva personal, a cada uno nos afectan nuestros propios problemas, por algo son "nuestros problemas".
Lo bueno es que aún hay empatía y ponerse un ratito en el lugar del otro hace mucha diferencia..
utas que ando enredada hoy... será la hora?
Abrazos brujis..
Carola

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Conmovedora historia de Juanito. ¿No hay forma en que alguna persona o alguna institución seria se pueda hacer cargo de él? La tía lo hizo por su cuenta y aplaudo su valentía...este niño merece lo mejor.

Saludos cordiales.

Beatriz Lorca Espinoza dijo...

Que historia... pensaba que solo los profes que trabajamos con extrema pobreza somos testigos de estos malos tratos, me alegra que publiques un post sobre un niño tan valiente, realmente tan valiente... La vida y Dios le darán todo lo que merece... Gracias por tu hermoso trabajo.

Muchos cariños

kiantei dijo...

La resilencia es un don de Dios y ojalá jamás la pierda aunque a decir verdad uno quisiera que jamás tuviera que usarla.
Abrazo a Tu Juanito desde mi inutil asiento tras la pantalla donde no puedo mas que imaginar sus ojos y pedirle a Dios que nunca le abandone.
Gracias por la historia maravillosa.

La Marsupial dijo...

LA resiliencia viene en el alma...
Y pensar que así como Juanito, hay miles de otros niños que incluso, no llegan a se "afortunados" en encontrar figuras "parentales" sustitutas que los cuidan y van quedando en el camino..

Yo admiro a las personas que trabajan con los más desprotegidos y que dan su amor, a pesar de las dificultades de recursos para mejorar las situaciones..., , a pesar de la impotancia que pueden llegar a sebtir.

Simplemente, admiración.
(Temazo para sobre mesa.. Por ahora, compartamos un cafecito blogero..)

:)

Vote x Monchito®, su candidato regalón dijo...

Brujini, así no ma es la wea...

siempre andamos llorando por todo y nuestros problemas son una alpargata al lado de otro (en algunas veces)..

fuerte tu pega Igual.

Gracias por los buenos deseos de la BB...

Un besote y que estes muy bien

MOnchitop

Imberbe_Muchacho dijo...

la historia me ha dejado conmovido, aqui hay miles de Juanitos, en Peru la situacion es demasidado precaria para miles de personas, pero muchos de ellos salen adelante. y Es verdad , nuestros problemas no son nada frente a los de ellos. No olvidemos jamas que estamos en etse mundo para ayudar y amar

LA BRUJITA SEXY... Y SU CUCHITRIL

Mi primer POST fué exactamente el 11 de abril de 2005. Y para los curiosos... Sí, leo el tarot. ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ...
Las palabras de un hombre son como sus huellas; puedes seguirlas donde quiera que él vaya.


Photo Sharing and Video Hosting at Photobucket